ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» Uchiha Zenken [Lelouch]
por Admin Miér Nov 26, 2014 2:44 pm

» ¡Bienvenidos! Re-Apertura de Chakra Storm
por Admin Mar Nov 25, 2014 7:28 am

» Contexto Kirigakure
por Admin Mar Nov 25, 2014 4:26 am

» Contexto Otogakure
por Admin Mar Nov 25, 2014 4:20 am

» Contexto Otogakure
por Admin Mar Nov 25, 2014 4:19 am

» Tienda Ninja y Zona de Entrenamiento
por Admin Mar Nov 25, 2014 4:00 am

» Peitcion de Misiones
por Admin Mar Nov 25, 2014 3:56 am

» Peticion de Misiones
por Admin Mar Nov 25, 2014 3:31 am

» Tienda Ninja y Zona de Entrenamiento
por Admin Mar Nov 25, 2014 3:14 am

» Normas de Chakra Storm
por Admin Mar Nov 25, 2014 2:52 am

Navegación
 Portal
 Índice
     Normas
     Naruto Aventuras
     One Piece
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Mejores posteadores
bnistel (369)
 
Admin (184)
 
kiwors (143)
 
Nicov (139)
 
urumi (92)
 
Black Star (80)
 
atenai (68)
 
machera (49)
 
Penia (35)
 
Raziel (33)
 
Compañeros
Crear foro

Comparte | 
 

 Contexto Konohagakure

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Chunnin
Chunnin
avatar

Mensajes : 184
Puntos : 287
Fecha de inscripción : 29/09/2010
Edad : 25
Localización : Edolas

MensajeTema: Contexto Konohagakure   Dom Nov 23, 2014 11:49 pm

La Cuarta Guerra Ninja terminó, y con ella, la Aldea Oculta de la Hoja, en pleno centro del País del Fuego también terminó. O eso pensaban todos, cuando el Hachidaime murió en la batalla final y el Kyudaime volvió cansado y bastante callado.

   Pocos ninjas volvieron a Konoha, los que lo hicieron fueron recibidos con vítores y alabanzas, pero la soledad y la tristeza por los compañeros perdidos y por todos los horrores que habían sufrido había mermado las almas de aquellos guerreros. Pero, entre ellos uno sobresalió del resto. Este idealista shinobi propuso volver a reconstruir Konoha. Dijo que quería que fuera más grande, más importante, por todos aquellos que se sacrificaron.

   Naruto estuvo de acuerdo y durante 10 años ayudó al propulsor dando fuerzas y estableciendo la paz entre todas las aldeas, algo impensable hacía pocos años. Pero pasaron los años y el kyudaime parecía envejecer a un ritmo elevado, marchándose de la villa sin previo aviso y con solo una cosa dicha. Mi sucesor, Murashimo Yami volverá a situar konoha donde se merece, respetad la paz ansiada.

Juudaime Hokage, Murashimo Yami "Michio"


Murashimo Yami nació en la parte baja de Konoha, sus padres, pobres ladrones desahuciados, tuvieron a Yami por una maldición, debido al inmeso trabajo que era alimentar otra boca. Pero el amor paternal, se hizo patente e intentaron sacarlo del pozo en el que vivían.
Cuando tenía cuatro años fue ingresado en la academia, mostrando unas aptitudes normales en lo que respecta a un niño. A los doce años se graduó de Gennin, y ese mismo año pasó el Examen de Chunin.
Participó en varias misiones importantes que le hicieron fortalecerse, y ser reconocido por su compañerismo y su valentía. Fue asendido a Jounin a los veinte, y ese mismo año ingresó al ANBU para participar en la vanguardia de la Guerra Ninja.
Sobrevivió a la destrucción de Konoha por parte de Akatsuki, y también participó en la última ofensiva de la Alianza Ninja, dónde fue gravemente herido, perdiendo su ojo y oído izquierdo, entre muchas heridas más. Pero las numerosas cicatrices de guerra no hicieron más que forjar su templanza y enardecer su deseo de cambio.

Con un corazón y una bondad únicas en él, convenció al pueblo de Konoha de reconstruir la villa, y formar el hogar por el que todos sus compañeros habían dado sus vidas. Tanto los sobrevivientes como los civiles lo apoyaron y se sumaron a su causa.  El Señor Feudal del Fuego no tuvo otra opción que entregarle el título de Hokage, ya que era petición expresa del kyudaime hokage. Yami fue nombrado Juudaime y fue un ejemplo de honradez, esfuerzo y caridad para todos.
   Michio lo llamaron, aunque ese no era su verdadero nombre. Este había sido ya olvidado, tanto por él como por los demás aldeanos.
 
Muchos querían abandonar, dejar de reconstruir, "¿Para qué?" Era su argumento. "¿Para volver a pelearnos y que nuestros nietos sufran lo mismo que nosotros?" La fuerza del Juudaime Hokage reactivó a todos, y juntos se esforzaron.

   Todos los días, antes de que los primeros rayos de sol se posaran sobre la superficie yerma, dejada tras la guerra, Michio inspeccionaba y se ponía a trabajar, para sorpresa de todos los aldeanos, ya que el día anterior se había quedado el último.
   La villa prosperó como pocas veces se recuerda, gracias a la cuarta guerra ninja, las demás aldeas estaban concentradas en sus labores y poco trabajo tenían, los encargos llegaban a cuentagotas y todos los esfuerzos se ponían en reconstruirla.
Mas, una decisión difícil tomó el juudaime, ordenó que las caras de los Hokage no se grabaran en la roca, ya que todos los esfuerzos debían concentrarse en lo más importante: dar un techo en el que cobijarse a todos los habitantes de Konohagakure.
 
   Tras la muerte de los anteriores Hokages, no solo la aldea había quedado desamparada, sino que, Raiz (Ne), la fuerza militar extremista que militaba oculta, también.
Raiz había sido creada por el Rokudaime Danzô, en la época en que el Sandaime aún estaba vivo. Danzô había utilizado a Ne para fortalecer la villa, disponiendo dictadores en algunas villas ninja, eliminando figuras políticas, o facciones que pudieran afectar a Konoha de una forma u otra.
 
   Ellos, al igual que el resto de la villa, se mostraron receptivos a favor de Michio. Sin embargo, este no se fiaba mucho de ellos. Había peleado en la Guerra junto a Raiz, y sabía de que eran capaces... Además, nunca estuvo de acuerdo con Danzô ni con sus intenciones.
El tiempo pasó, y la villa comenzó a prosperar y a enriquecerse gracias al esfuerzo de todos sus habitantes. Con Michio comenzó una nueva era para la villa, y para todo el País del Fuego. Además de reconstruir la villa como ciudad, también restableció el sistema militar de ninjas. Fundó una nueva Academia Ninja, basada en los principios que Shodaime había creado. Pronto las filas de ninjas de Konoha volvieron a llenarse. Los clanes ninja como Hyûga, Nara, Inuzuka, Aburame, Akimichi, entre otros se destacaron por su participación, pero no solo ellos, si no que otros guerreros, que no pertenecían a clanes formales, se sumaron.

Michio, como hiciera el Nidaime muchos años atrás, creó un grupo de ninjas de élite bajo sus órdenes directas, llamado "Ansatsu Senjutsu Tokushu Butai"; abreviado ANBU. Michio le dio a ANBU la misión de vigilar día y noche a Ne. Ne estaba contenta y ayudaba, esperando las órdenes de quien creía sería su nuevo lider mas, estas no llegaron y empezaron a sospechar. Al cabo de los años descubrieron que estaban siendo espiados pero, poco podían hacer, el Juudaime se había vuelto poderoso y la villa lo respaldaba. Decidieron mantenerse dóciles y hacerse fuertes a espaldas de ellos para cuando acabara su reinado poder actuar por el bien de Konoha.
   Michio desposó a una kunoichi de la aldea recién acabada la guerra. Esta, era una gran Jounin llamada  Aoiko. Se habían conocido años atrás, en algunas misiones para la aldea  y durante la guerra lucharon codo con codo. Después de 5 años casados, un varón llenó la casa de alegría y le pusieron Akira (significa brillante de luz). Akira nació prematuro, y tuvo muchos problemas respiratorios que impidieron su instrucción en el ninjutsu avanzado.

   Pasados ya cuarenta años desde la Cuarta Guerra Ninja, Konohagakure era ahora una de las potencias en cuanto a aldeas ninja se refiere, y todos sus habitantes estaban orgullosos de vivir allí.
   Michio, quien ya había hecho mucho por Konoha, decidió retirarse y dejar a alguien que siguera el camino que el había trazado. Y su cargo fue ocupado por su nieto Murashimo Konohamaru.

Juuichidaime Hokage, Hyûga Koichi



   A pesar de haber nacido en la Rama Secundaria, Koichi desde temprana edad demostró un talento superior a cualquier otro chico de su generación. Su sorprendente habilidad fue notada por el Souke, quienes lo adoptaron y le instruyeron en todas las artes del clan.
Su talento nato, sumado a la cantidad de conocimientos aprendidos, dio como resultado un shinobi excelente, que a los seis años ya era Chunin, como el Sichidaime Hokage Hatake Kakashi, y a los doce fue ascendido a Jounin.
   La infancia de Koichi, al vivir con la Rama Principal, estuvo rodeada de lujos y de toda la atención que el precisara.
Ahora bien, sus verdaderos padres, a quien jamás conoció, se les fue prohibido el contacto con el joven Koichi. Se le dijo al joven que su padre era el líder de clan,
Koichi era una persona de buen corazón, algo ingenuo a pesar de ser muy severo consigo mismo y con sus compañeros. Participó en varias campañas militares junto a Michio, quien enseguida notó la sorprendente habilidad del joven Hyûga.
Raiz, el grupo militante extremista, también se había interesado por el joven. Incluso habían llegado a prestarle su ayuda cuando el la necesitaba.
   Michio, que ya había notado eso, decidió proteger a Koichi convirtiéndolo en su alumno. Instruyó a Koichi en distintas artes, que luego el joven daría cuenta de que le servirían para que pudiera ser nombrado kage.
   Hyûga Koichi fue enseguida apoyado por Raiz, quienes no querían perder el vínculo con el chico. También fue apoyado por todos los clanes. Los clanes, por lo que representaba tener a un miembro de clan en el poder; y Raiz por lo que representaba tener a un shinobi tan joven, y tan idealista como Koichi. El Señor Feudal del País del Fuego también se interesó en este joven, y decidió que, con Koichi al mando, se podría atacar y conseguir la riqueza de kirigakure. Por eso, por primera vez habría dos kages, uno atacando el frente y otro protegiendo la villa.
   La campaña fue complicada, al parecer, no eran los únicos interesados en la riqueza del país del agua y había confrontaciones fuera de esta. La peor de todas con sunagakure, la cual era la que más soldados enviaba.
   La campaña, que se había planificado estratégicamente a un plazo de dos años, se extendió a diez años. La resistencia de Kirigakure fue complicada, pero llegó el día en que la propia villa fue sitiada.
   Durante todo el tiempo que Koichi había estado en guerra, Michio se había encargado de administrar la villa, pero como poco había para hacer, salvo envíar refuerzos, provisiones e información a Koichi y seguir con la reconstrucción, que ya después de 30 años, solo seguían para mejorarla, más de lo que se recuerda de la bella konoha.
   Todo marchaba bien pero en el día anterior a la última batalla... Koichi recibe la visita de un extraño quien le cuenta la verdad sobre su origen, y sobre el uso que los de Souke le dieron. No solo eso, si no el informe del asesinato de sus padres a manos de la rama principal. Koichi enloqueció al ver los papeles... Toda su vida había sido planeada y usada como si de una marioneta se tratara. Partió enseguida hacia Konohagakure; a eliminar a quienes habían pretendido dirigir su vida: a la rama principal.
   En el camino, fue atacado por todos los integrantes de Raiz, quienes asesinaron al Hokage a sangre fría. Sin embargo, la gran mayoría de los integrantes de Raíz perecieron en el asesinato del Hokage. Hyûga Koichi era considerado uno de los shinobis más poderosos de todo el orbe, y sin duda el mejor Hyûga que ha existido. Tan grande era su poder, que pudo llevarse consigo un gran número de adeptos a Raiz antes de que le ultimaran. Se aprovecharon de la inestabilidad emocional del Hokage para poder vencerle. De otra forma,        Koichi los hubiera matado a todos. Los sobrevivientes al asesinato llevaron el cuerpo de Koichi hasta los aposentos del clan Hyûga, y allí les revelaron la razón por la cual Koichi volvía a Konoha.
   Si la verdad se hacía a la luz, que Koichi había sido entrenado e instruído únicamente para que el clan Hyûga pudiera gobernar en Konoha, que su vida había sido una mentira y que éste al enterarse decidió tomar represalias; entonces el clan caería en desgracia. Los de Raiz extorcionaron al clan a cambio de protección, y de nuevos fondos. La razón por la
   El clan Hyûga firmó ese "pacto con el diablo" con tal de prevalecer su orgullo y su honor. Pero internamente sabían que todo esto había sucedido solamente por haberse dejado llevar por la codicia y la envidia.
   Con la información y el cuerpo de Koichi, lograron conseguir el soporte del clan más poderoso de Konoha. Lo que no dijeron es cómo fue que Koichi se enteró... Ni tampoco quienes habían matado realmente a sus padres biológicos.
   Al pueblo se le dijo que Koichi había sido asesinado por unos Nukenin de rango S, que apoyaban secretamente a Kirigakure. Raiz se ofreció a darles caza; el clan Hyûga, formalmente, aceptó. Y al haberlo aceptado, los demás clanes también lo hicieron. Michio, a quien la muerte de su discípulo había afectado muchísimo, no tuvo otra opción que aceptar.

   Al cabo de un mes, tres ninken fueron atrapados, interrogados, torturados y finalmente ejecutados tras haber declarado ser los asesinos frente a los jefes de clan y al Hokage. Esto aumentó de manera significativa el aprecio de Raiz por parte de los clanes, y en menor medida, el propio Michio.
De todas maneras, éste decidió permanecer en el mandato por treinta años más, hasta sus últimos días, cuando delegó el cargo a su nieto, Konohamaru.

Juuniidaime Hokage, Murashimo Konohamaru



Murashimo Akira, hijo del Juudaime Hokage, era un hombre muy enfermo. En su infancia, no pudo ingresar a la Academia Ninja debido a sus severos problemas respiratorios, los cuales, sin embargo, no le impidieron llevar a cabo una vida normal. Tenía una gran determinación, a pesar de su condición física, y era un gran orador. Con la ayuda del clan Nara y de los filósofos del País del Fuego, fundó la nueva Biblioteca pública de Konohagakure, y también comenzó a escribir nuevamente la cronología de esta. Se casó con una kunoichi llamada Amaya, con quien tuvo a su único hijo, a quien llamaron Konohamaru en honor a la villa, y al nieto del antiguo Sandaime Hiruzen Sarutobi.
Konohamaru nació fuerte y saludable, motivo de alegría para la familia, en especial para Akira. El pequeño fue instruído por su abuelo, Juudaime Hokage Murashimo Michio, en las artes ninja, y por su padre Murashimo Akira, en las ciencias y la filosofía. De esta forma se convirtió en Gennin a los doce, después de 7 intensos años en la academia, demostraba tener una actitud perseverante y un corazón cándido que con el tiempo se fue forjando. Después de  otros 3 años pudo examinarse y convertirse en Chuunin y maestro en la Academia. Alternaba su trabajo como ninja con las horas que pasaba la Biblioteca ayudando a su padre, la biblioteca que construyó el juudaime fue espectacular, una inmesa cúpula llena de cristales su superficie, que reflejan el sol y la luna, dando un aspecto más luminoso a toda la aldea, su zona interior estaba con los estantes empotrados a la pared ovalada y llegaban casi hasta el punto más alto, sino fuera porque esa zona tenía cristales translucidos que daban claridad a toda la zona central .

   Cuando cumplió veinte años, konohamaru fue ascendido a jounnin, llevando la alegría a su casa, que pronto desaparecería debido a que su joven padre, por sus problemas de salud, murió. Konohamaru tenía un espíritu indomable, era justo y sabio, tenía lo mejor de su abuelo y de su padre, fiel imagen de ellos. Una vez enterrado muerto su padre, en vez de venirse abajo, Konohamaru decidió seguir el camino impuesto por él, y a parte de encargarse de las misiones ninjas que le encomendaban seguía con el trabajo de la biblioteca y embelleciendo la villa junto a su abuelo.

   Su nombre se fue haciendo cada vez más famoso, y no solo en la villa, sus últimas misiones fueron de rango S realizadas en solitario o siendo el lider de la misión con ningún herido y todos los objetivos conseguidos. Cuando murió el juuichidaime, la villa quedo en la vieja mano de michio quien pidió que le sustituyeran, ¿y quien mejor que el shinobi estrella de la villa? Su poder podía equipararse, decían algunos, al difunto hokage y su mentalidad y razonamiento ya lo comparaban los más viejos con el shichidaime kakashi hokage. El señor feudal dio el visto bueno, tras la desastrosa derrota sufrida en el país del agua, pensó que necesitaban algo de paz, todavía no estaban preparados para otra guerra.

   La época de konohamaru fue muy provechosa para la villa, debido a sus conocimientos amplios y su fuerza, consiguió despertar a la villa del letargo de la reconstrucción en el que habían quedado dormidos. La villa fue recibiendo más y más encargos de misiones, cada vez más importantes y con más beneficios, además, de que algunos ninjas migraban a konoha por su biblioteca convirtiéndose en casi una ciudad.

   Visto esto, konohamaru tuvo que tomar medidas, ya que no podía compremeter la seguridad de la villa, ya que podían atacarla desde dentro al haber tantos ninjas extranjeros... Poniendo a varios shinobis de los anbu camuflados junto a los guardias de la puerta, evitaba que entraran más de un cierto número de extranjeros a no ser que el diera la orden de que ocurriera eso. Esto no gusto mucho a los dependientes de los puestos que veían como sus ventas bajaban considerablemente, pero sin embargo tampoco protestaron mucho.

   Pasaron 10 años desde su nombramiento, y veían que la villa se había convertido en una gran potencia como antaño se recordaba, pero algo conmocionó a esta, Michio, el heredero de naruto murió, a sus 65 años, sus heridas de guerra y un terrible resfriado maltrataron su viejo cuerpo el cual sucumbió a los estragos de la edad. La villa entera se reunió y presentó sus honores al viejo hokage que descansó con un aura de paz que dejó tranquilos a todos. Mas, esto afecto muchísimo a konohamaru, el cual, había ya perdido a sus dos mentores, y se encontraba por primera vez, totalmente solo. Raíz llevaba bastante tiempo callada y eso lo asustaba y los clanes no hacían ruido, algo que también le escamaba.

   De repente surgió en la villa una joven de un grandísimo talento, no se veía nada igual desde la godaime hokage, con tan solo 5 años ya era chuunin, tenía una fuerza inimaginable y fue rapidamente reclutada por el hokage, por temor a que raíz la corrompiera. Su entrenamiento fue severo, no fisicamente, pero si psicológicamente, pero la chica, no se amedrentó y a los 10 años se convirtió en jounnin, algo impensable en una chica tan joven.

   Konohamaru cuando ya llevaba 20 años de hokage era tan querido por su gestión y su siempre atenta mirada a la gente de la aldea que muchos decían que era mejor que su abuelo, algo que le gustaba y le molestaba a la vez. Sin embargo se daba cuenta que al igual que la villa se estancó con su abuelo, le había pasado lo mismo con él, así que decidió abandonar la villa, tal como hizo el mayor ninja de la historia, para encontrar la paz consigo mismo y dejar a una sucesora, que ya cumplidos los 15 años, había superado a su maestro...

   La villa entró en una conmoción que casi provoca una guerra civil, porque tal como preveió el gran juuniidaime hokage raiz se puso manos a la obra para tener el control, pero la mayoría de shinobis fieles a konohamaru se opusieron y propusieron a Hayai Hori, algo que el señor feudal tuvo que aceptar, debido a su fuerza y haber sido entrenada por el hokage.

Juusandaime Hokage, Hayai Hori



Hayai Hori nació entre dos aldeanos que se mudaron cerca de la villa con la intención de montar un puesto para los transeuntes que pasaran y quisieran abastecerse, y así tener la oportunidad de inscribir a su hija en la academia ninja, tan prospera en konoha y poder evitarle la vida de pobreza que se habían vistos obligados a vivir.

   Lo que nadie esperara es que la chica tuviera unas capacidades únicas y que con tan solo 5 años ya fuera chunnin, siendo 5 años más tarde un jounnin con todas las de la ley.

   Hori fue adoptada por el hokage, una persona amable y bondadosa que dio cobijo entre los muros a los padres y a la niña, proporcionándoles una casa y un puesto para trabajar. Mientras Hori era entrenada sin descanso, cuando no estaba de misiones fuera de la aldea.

   El juuniidaime hokage se marchó dejando la villa en un caos casi incontrolable, sino fuera porque le contó a Hori todo lo que iba a suceder y esta, con las enseñanzas de su maestro, supo administrar la villa y aceptar ser hokage con tranquilidad y sosiego, la 2ª hokage mujer de konoha en su historia.

   Raiz ya había enseñado sus dientes y no volvería a esconderse tan rápido así que Hori decidió junto a su compañero de equipo y de toda la vida, nara daisuke, empezar a intentar averiguar lo que tramaba. Gracias a los espías de Michio que se habían ido cambiando durante los años, tenían una ventaja competitiva con ne, pero, como sabían por la historia, nunca había que subestimarla.

   Pasaron los años, y se producía una guerra fría con escaramuzas de uno y otro bando, intentando impedir acontecimientos que creían los del otro bando que eran contraproducentes para la villa, al contrario que los otros. Konohagakure perdió algo de respeto, porque había misiones que fracasaban por culpa de raíz y de los dirigentes de la villa.

   Pasaron 10 años de mejora levemente para la villa, pero los sabotajes crearon una imagen que no correspondía con la realidad. Así que el señor feudal instó a la aldea atacar el país del viento, al enterarse que iba a ser atacado por kirigakure.

   La hokage decidió mandar unos emisarios a kirigakure, en el que pedía una alianza y a cambio, ellos le ayudaban con su contra-ataque a la villa de la arena. Después de 30 años sin guerras konoha, se veía envuelta en otra contienda... Y sus aldeanos pensaban en el kyudaime hokage.

   Pasaron 5 años desde que empezó el asedio a sunagakure y Hori, que se había enamorado de daisuke y este de ella, se quedó embarazada, problema que ocultó marchándose de la villa como su maestro. La cual volvió a sumergirse en un estado de confusión grande, pero daisuke esta vez salió al paso parando toda queja. No era tan fuerte como Hayai pero era un gran estratega, algo que molestó a los demás clanes, muchos hyuuga no estaban dispuestos a que un nara ocupara el puesto de kage, cuando ellos habían tenido hacía pocos años al shinobi más fuerte de la aldea.

Debidos a estos problemas, Daisuke envió unos emisarios con disculpas escritas a kirigakure, retirando sus tropas de la guerra y devolviéndolas a konoha consiguiendo parar toda rebelión que pudieran pensar.

Juuyondaime Hokage, Nara Daisuke


   Los clanes no estuvieron de acuerdo con su designación, exceptuando el nara, el cual, como era de los suyos si lo estaba. Raíz actuó por detrás intentando meter cizaña entre los clanes para que estallaran y echaran a daisuke, el cual cada año que pasaba más le costaba... aunque parecía que pasaba algo, que todo se calmaba justo en el momento en el que peor estaba y no se explicaba todavía por qué.

Cuando pasaron 15 años desde que empezó, llegó a la villa un shinobi muy joven llamado Hayai Kenzo, algo inusual, ya que la anterior hokage, se apedillaba igual, la gente empezó a buscarle parecido, y lo encontraron rápido en su larga melena y su pequeña gran fuerza. Se hizo shinobi de konoha siendo acogido por el hokage, nara daisuke como un hijo, algo que extraño todavía más y caldeó el ambiente, más de lo que estaba.

   Pasaron 9 años más en los que kenzo se hizo mayor, y más fuerte de lo que se recordaba a Hori como mano derecha de daisuke y con takeshi acompañándolo. De este modo, evitó a los grupos más extremistas, consiguiendo llegar a una semipaz.

Juuyondaime Hokage, Hayai Kenzo

   Kenzo es un joven que siempre va acompañado de su inseparable hermano y amigo Takeshi, el cual es lo opuesto de kenzo. Es serio, firme, rígido y con un gran sentido moral. Sin embargo Kenzo es un chico alegre, descuidado, sin sentido del miedo y con una velocidad endiablada. Sus alturas también son algo opuesto, kenzo, con 24 años no mide más de un metro y medio, sin embargo, takeshi, sobresale de los 2 metros.

   Fueron criados por la madre de kenzo, la anterior hokage Hayai Hori, que permaneció lejos de la villa junto a su maestro konohamaru y adoptó a takeshi, cuando se lo encontró abandonado en el bosque en el que vivía. Allí les enseñó todo lo que sabía del arte ninja y de los conocimientos, aunque al parecer, del primero aprendió más kenzo que takeshi y del segundo, solo aprendió takeshi. Cuando cumplió 15 años kenzo, fue enviado a la villa para convertirse en un ninja a todos los efectos con su hermano mayor Takeshi, el cual tenía 2 años más que kenzo. Rapidamente fueron aceptados y convertidos en jounnin en el mismo año, los dos hicieron grande a la villa durante sus 9 años, justo cuando Nara Daisuke, se fue de la villa tal cual hicieron sus antecesores, y de repente, al contrario la villa miró a estos dos y los coronó junto al señor feudal, que por primera vez en la historia no tuvo ni voz ni voto, ya que no había excusas. Raíz fue recluida o eso pensaban porque no hubo protestas y los clanes, quien, con daisuke al mando estaban enfurecidos, se calmaron, por lo menos en apariencia cuando estos dos se convirtieron en los gobernantes

   Llevan un año gobernando y ya dos de sus gennin se han convertido en chunnin ganando el torneo, la villa recibe cada día más encargos y parece que la paz está asegurada, o no...

Takeshi


Kenzo


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Contexto Konohagakure
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Konohagakure no Sato
» Contexto histórico

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Chakra Storm :: Paises Y Aldeas :: Naruto Aventuras: Konohagakure(Villa de la Hoja) :: Naruto Aventuras: Konohagakure Historia-
Cambiar a: